Manifiesto de Refugees Welcome por el Día Internacional de los Derechos Humanos

Cada diez de diciembre celebramos la promulgación de la Carta Internacional de los Derechos Humanos por parte de las Naciones Unidas, pero también reflexionamos sobre aquellas situaciones en las que estos derechos inalienables a los seres humanos se ven vulnerados sistemáticamente.

El virus de la covid 19, con sus múltiples variantes que no dejan de azotar al mundo, ha significado para muchas personas un incremento en la vulneración de estos derechos, ya que, debido a las restricciones impuestas por los gobiernos de muchos países de todo el planeta, muchas personas se han visto privadas de su derecho a la educación, a la salud e incluso, a un refugio seguro. Este virus ha puesto de relieve las diferencias y desigualdades en el acceso a la salud, así como también a las vacunas que pueden parar la propagación del mismo, tanto a nivel nacional priorizando en algunos países como España, el acceso a las vacunas de las personas documentadas frente a aquellas en situación administrativa irregular, como a nivel internacional como el caso del continente africano, que solo ha recibido 3,01 por ciento de las vacunas mundiales, cuando países como España, Alemania o Reino Unido ya están implementando la tercera dosis.  

Además, la expansión de este virus no ha supuesto una reducción en los conflictos armados o en las catástrofes naturales, que tantos desplazamientos de personas provocan y, cuyos efectos, han privado y privan del desarrollo de los Derechos Humanos de más de 84 millones de personas que a día de hoy sufren sus consecuencias. Según cifras de ACNUR, este año se han contabilizado más de 51 millones de personas desplazadas internas (aumentando el número en los países africanos como República Democrática del Congo y Etiopía), aumentando también el número de personas solicitantes de asilo (actualmente alrededor de 21 millones de personas por la reactivación de ciertos conflictos como el de Afganistán o la continuidad de los mismos como en Myanmar o Sáhara Occidental). No debemos olvidar que los desplazamientos de las personas no sólo corresponden a conflictos armados, sino también a motivos climáticos y de inseguridad alimentaria que afecta a todo el mundo – y no solo a los países considerados como en vías de desarrollo -. Filippo Grandi, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, indica que “los efectos del cambio climático están exacerbando las vulnerabilidades existentes en muchas zonas que acogen a los desplazados forzosos”, resaltando el esfuerzo que hacen los países en vías de desarrollo por la protección de los Derechos Humanos frente al resto de países. 

Otro derecho vulnerado en estos últimos años y que no se ha visto reforzado, ha sido el derecho a la vivienda. Si bien tanto la Declaración de los Derechos Humanos en su artículo 25, como el artículo 47 de la Constitución Española promueven una vivienda digna, actualmente encontramos una falta de cumplimiento para con este derecho de manera global. Según las Naciones Unidas, en 2018, 1600 millones de personas vivían en casas inadecuadas y 900 millones en asentamientos informales o campamentos. También hay que poner en manifiesto la dificultad generalizada del acceso a la vivienda por motivos económicos derivados de la inflación de los precios de los inmuebles, siendo cada vez más inaccesibles tanto para la población vulnerable como para la población joven. Solo en España, se realizan 65.000 desahucios anuales y los precios de los inmuebles han elevado la edad de emancipación a los 32 años por falta de recursos. La población migrante se enfrenta a todavía más trabas a la hora de encontrar una vivienda debido al racismo institucional e individual que sufren.

Debemos recordar que la protección de los Derechos Humanos es una obligación internacional y nacional, pero también de las sociedades y de los individuos puesto que las personas y los colectivos que se forman, son efectivamente, motores de cambio en las distintas esferas. Desde Refugees Welcome España apoyamos a todas las personas y colectivos que luchan diariamente por los derechos individuales y colectivos del resto, así como animamos fervientemente a aquellos que todavía no lo hacen a que derriben estereotipos y barreras y se sumen al cambio y al desarrollo. 

     Accede a tu cuenta

Usamos cookies en esta web

Por favor, confirma que aceptas las cookies. Puedes no aceptarlas, pero habrá sitios por los que no podrás navegar adecuadamente. Por si lo necesitas, esta es nuestra política de cookies.