Resiliencia y Esperanza: La Historia de Najiah, Refugiada Afgana en Cataluña

¡Hola Najiah! ¿Puedes contarnos un poco sobre ti?

Najiah: ¡Claro! Soy de Sheberghan, una ciudad en el norte de Afganistán. Tengo 27 años y actualmente estoy estudiando un máster en Investigación Aplicada en Economía y Empresa en la Universitat Autònoma de Barcelona. Estudié Economía y Empresa en India, y al regresar a Afganistán trabajé como profesora en un instituto. Todo cambió en agosto de 2021 cuando los talibanes tomaron el poder y prohibieron que las mujeres estudien y trabajen fuera de casa. Ya no podía trabajar y, a los pocos meses, huí de mi país buscando refugio en Irán.

¿Cómo era tu vida en Afganistán antes de irte?

Mi vida en Afganistán era muy difícil. Los talibanes ya estaban presentes en el país antes de 2021, pero fue ese año cuando tomaron el poder. Antes de eso, llevábamos años en guerra. Era una situación muy peligrosa para mí y para todas las mujeres. Yo tenía claro que quería seguir estudiando y trabajando, y no quería casarme, algo que no está permitido bajo el régimen talibán. Las mujeres no podemos salir de casa y no sabemos qué va a pasar con nuestras vidas, no tenemos ningún derecho. La vida allí es muy difícil.

¿Cuándo llegaste a Barcelona?

Antes de llegar a Barcelona, como mencioné, estuve un año en Irán. Vivir en Irán también fue muy complicado, tuve muchos problemas para encontrar alojamiento y obtener un visado. Llegué a Barcelona en octubre de 2022 gracias a la organización Afghan Women on the Run, que ayuda a mujeres y familias afganas a salir de su país. Primero viví un año en Arenys de Mar con la organización Diaconía, pero era complicado debido a la distancia hasta la universidad. Gracias a Refugees Welcome, pude mudarme a Valldoreix.

Barcelona es una ciudad sumamente acogedora, y la gente me ha recibido muy bien. Al llegar, apenas salí del aeropuerto, sentí una sensación de libertad que no había experimentado en mucho tiempo.

¿Cómo conociste a Refugees Welcome?

A través de Afghan Women on the Run, me pusieron en contacto con Refugees Welcome para que pudiera encontrar un hogar. Gracias al programa de convivencia que ofrecen, encontré un hogar y siempre me ayudan y me llaman a menudo para saber cómo va la convivencia.

¿Cómo es tu experiencia con el programa de Refugees Welcome?

Es una experiencia muy positiva, mi vida es mucho más estable. Estoy viviendo en una casa preciosa con Mireia, quien siempre me ayuda cuando tengo problemas y a inserirme mejor. Me mudé a Valldoreix en diciembre de 2023, y desde entonces me siento mucho más tranquila y tengo tiempo para estudiar. En Arenys, tenía restricciones: vivía con mucha gente y perdía muchísimo tiempo viajando para llegar a la universidad. Pasé allí una buena temporada, pero es un lugar complicado para los recién llegados, ya que no está muy bien comunicado y me era difícil llegar a las clases. En Valldoreix, he encontrado más tiempo para asistir a clases, aprender idiomas, hacer lo que me gusta e incluso reunirme con amigos. 

Además gracias a Refugees Welcome, he conocido a personas maravillosas en Barcelona.

¿Animarías a otras personas a ofrecer su casa en el programa de Refugees Welcome?

Como refugiada, alguien cuyas condiciones en su país la han obligado a abandonar su hogar, me he encontrado sin techo y vagando, con la incertidumbre del futuro y de un lugar para dormir pesando sobre mis hombros. Sin embargo, en medio de los desafíos, hay momentos de bondad que brillan como un faro en la oscuridad e ilumina el camino. Uno de esos momentos ocurrió cuando una mujer amable y compasiva, Mireia, ofreció alquilarme una habitación en su casa. Este acto de bondad no solo me proporcionó un refugio literal, sino que también restauró mi fe en la humanidad. Es un ejemplo del profundo impacto que un gesto simple puede tener en la vida de alguien, especialmente en circunstancias difíciles. Insto a otros a ayudar a los migrantes colaborando con organizaciones dedicadas a su causa, para ayudar a iluminar su camino en la vida. Estoy sinceramente agradecida por todo el apoyo y la asistencia brindados por la organización Refugees Welcome.

¿Cuáles son tus planes y sueños para el futuro?

Mi sueño es crear una empresa que ayude a mujeres afganas que no tienen acceso a la educación o al trabajo. Actualmente, estoy estudiando un curso de análisis de datos para mejorar mis habilidades profesionales. Espero encontrar un trabajo pronto y, luego, establecer mi propio negocio para apoyar a las mujeres afganas tanto aquí como en Afganistán. Pero primero quiero trabajar en mí misma y formarme bien antes de poder ayudar a los demás.

Muchas gracias, Najiah Mohammadi, por compartir tu historia y por ser un ejemplo de determinación y resiliencia. Tu experiencia es un testimonio del impacto positivo que programas como Refugees Welcome pueden tener en la vida de los refugiados.

Por: Gora Bocos

     Accede a tu cuenta

Usamos cookies en esta web

Por favor, confirma que aceptas las cookies. Puedes no aceptarlas, pero habrá sitios por los que no podrás navegar adecuadamente. Por si lo necesitas, esta es nuestra política de cookies.