Testimonios de nuestras voluntarias: Helena Batllori

Antes de formar parte del equipo de Refugees Welcome Catalunya, pasé muchos meses haciendo de voluntaria con personas refugiadas en Atenas y en Berlín, donde me encargaba principalmente de la atención inmediata tanto de personas individuales como de familias recién llegadas. Las condiciones en las que llegaban las personas, la falta de recursos y apoyos que recibían una vez en Europa, los procesos burocráticos interminables que tenían que soportar, las historias de sus vidas que me narraban, los motivos por los que venían, los seres queridos que habían perdido por el camino… y un sinfín de experiencias tan reales como emocionalmente durísimas de digerir, me hicieron sentir mucha impotencia y rabia. Todas esas experiencias de las que fui testigo y la admiración que sentía por tanto trabajo comunitario y desinteresado, fueron mi motor para la lucha por la Cultura de Bienvenida y lo que me ha llevado a día de hoy a colaborar con Refugees Welcome.

Significa demostrarle al mundo entero que, si nos juntamos, podemos crear una Cultura de Bienvenida real

Para mí, formar parte de esta organización significa tomar conciencia y responsabilidad sobre los acontecimientos e injusticias que estoy lamentando. Significa luchar por unos valores concretos y no mirar hacia otro lado cuando las cosas se ponen feas. Significa demostrarle al mundo entero que, si nos juntamos, podemos crear una Cultura de Bienvenida real. Significa estar desmontando continuamente prejuicios y estigmas sociales y enriquecerme de otras culturas. Significa aprender que las diferencias nos pueden unir, más que separarnos y crear desigualdad, que todo depende de dónde pongamos nuestras fuerzas.

-Helena Batllori

     Accede a tu cuenta

Usamos cookies en esta web

Por favor, confirma que aceptas las cookies. Puedes no aceptarlas, pero habrá sitios por los que no podrás navegar adecuadamente. Por si lo necesitas, esta es nuestra política de cookies.